Archivo para la categoría De bares, tascas y jolgorios:



Dos irlandeses muy “pintones”

how to measure your temple length for glasses Categoría: De bares, tascas y jolgorios Escrito por: chulapa

vegas slots app

http://www.kropblog.dk/?q=jean-paul-gaultier-sunglasses-56-8171-for-sale jean paul gaultier sunglasses 56-8171 for sale

flash games 888.com



Taberna Kaixo

Gold Trophy 2 Online Spielautomaten Categoría: De bares, tascas y jolgorios, Restaurantes Escrito por: chulapa

Ir a una taberna cerca de la Puerta del Sol no implica necesariamente dejarse un dineral en un ambiente cutre repleto de guiris. Por eso este lugar es una de mis direcciones favoritas y mi tabla de salvación cuando pica el gusanillo en plena zona turística de Madrid. Cuadros de Marilyn, ambiente campestre-chic y público joven en lugar de carteles de corridas de toros, ambiente rancio y comensales carcas.

A mi amigo Pedro le debo el descubrimiento de una de mis tasquitas de cabecera, a la que llevo sin dudarlo a todos aquellos que me piden un picoteo rico y sin pretensiones. Pedro, que es buscador incansable de rincones gastronómicos de Madrid como yo, y que además en su ardua labor investigadora tanto puede acabar en un antro de mala muerte como adaptarse al gastrobar más in de la capital, me llevó a conocer esta taberna vasca que me resulta muy completa y recomendable en todos los sentidos: situada en los aledaños de la Puerta del Sol y cercana a Huertas (calle Barcelona, 12), huye del tipismo y sigue la estela de las tascas de nuevo cuño y ambiente juvenil de la zona, aunque los precios competitivos que se exponen en las pizarras a pie de calle y su encantadora atmósfera atraigan irremediablemente a algún que otro extranjero. (más…)



La Chata

Inauguro la sección de bares, tascas y jolgorios desplazándome hasta uno de los clásicos de Madrid, el restaurante La Chata, escenario de innumerables reuniones familiares. Todas las familias tienen un restaurante de cabecera, de esos en los que los camareros chapados a la antigua te dan un golpecito en la espalda y te tratan de “jefe”, y suele ser de corte tradicional por eso de contentar a los más miembros más veteranos. Y este es el nuestro.

Pero no olvidemos que La Chata está en el epicentro de ese barrio tan castizo pero a la vez tan casual que es La Latina, y el piso superior siempre está abarrotado de jovencitos echándose una cañas y una tapita de paella (dicen que la ponen gratis, será de los pocos bares de La Latina que lo hagan). Atrae irremediablemente por su preciosa fachada de azulejos que recrea ambientes rurales, hornos de asar y bodegas, destacando sobre el resto de tabernas de la Cava Baja (está en el número 29). (más…)

Mantón de la chinana 2016